Archivos Mensuales: diciembre 2012

Control de estabilidad para motos de Bosch

•Optimización de las frenadas y aceleraciones, incluso en curvas
•Reducción del riesgo dentro de las leyes de la física
•El control de estabilidad para motos (MSC) de Bosch puede mejorar aún más la seguridad vial

Bosch ha desarrollado el Motorcycle Stability Control (MSC), un sistema de control de estabilidad para moto diseñado para ofrecer mayor seguridad al motorista bajo todas las situaciones de marcha, es decir, al frenar y al acelerar, en rectas y en curvas.

El MSC no interfiere en las sensaciones de la conducción. Tal y como explica Gerhard Steiger, presidente de la división Chassis Systems Control de Bosch, “el 24% de todos los accidentes de motos se producen en curvas. El Control de Estabilidad, MSC, de Bosch puede ayudar a seguir reduciendo el número de accidentes.”

Según varios estudios, el ABS puede evitar cerca de una cuarta parte de los accidentes de motocicleta con consecuencias fatales o con lesiones, y en este aspecto, el sistema de control de estabilidad puede aumentar este porcentaje. La base técnica para el desarrollo del MSC se basa en el ABS enhanced que los ingenieros de Bosch han mejorado en el Centro Técnico de Desarrollo para la seguridad en vehículos de dos ruedas en Japón.

El sistema ofrece a los fabricantes de motos y a los clientes una amplia gama de funciones de seguridad:

•La regulación del ABS – dependiente del ángulo de inclinación y de ataque – mejora la estabilidad de la moto en todas las situaciones y la eficacia de la frenada.
•El control de tracción regula el par de giro máximo del motor, de tal manera que, incluso en carreteras resbaladizas, se aplica la potencia del accionamiento de forma eficaz y la rueda de tracción no pierde su adherencia a la calzada.
•En frenadas fuertes en curvas, el MSC reduce el par de la moto, lo que evita que ésta vuelva a la posición vertical. Este enderezamiento indeseado de la moto provoca un mayor radio de la curva y, como consecuencia, el abandono del propio carril. El freno eCBS distribuye en esas situaciones la fuerza de la frenada entre las dos ruedas y, de esa manera, estabiliza la moto en las curvas.
•El MSC reduce también el riesgo de los accidentes en curvas, en los que las ruedas de la motocicleta se deslizan hacia afuera. Estos llamados ‘lowsider’ suceden cuando se frena demasiado fuerte en una curva y las ruedas ya no pueden mantenerse en su posición. El MSC detecta este riesgo y reduce la fuerza máxima de la frenada. La función eCBS distribuye la máxima fuerza de frenada disponible entre las dos ruedas para garantizar la mejor frenada posible en las curvas.
•La función eCBS proporciona siempre la mejor distribución posible de la fuerza de frenada, incluso cuando el conductor frena, por error, solo con uno de los frenos o cuando frena con demasiada fuerza.
•La mitigación de caballitos (‘wheelie’) regula el par de giro del motor, de tal manera que se evita que la rueda delantera se levante de forma incontrolada y se garantiza la aceleración máxima.
•La detección de la pérdida de contacto de la rueda trasera con la calzada mantiene esta rueda pegada al asfalto, ya que cuando se incrementan los coeficientes de fricción de la calzada, se reduce la fuerza máxima de la frenada de la rueda delantera, manteniendo así la estabilidad. Esto se consigue teniendo en cuenta el índice de ataque y la aceleración longitudinal.

El MSC registra con sus sensores la dinámica de conducción de la moto

Por ejemplo, los sensores de las ruedas miden la velocidad de revolución de las ruedas trasera y delantera mientras que el sensor de inclinación registra más de 100 veces por segundo la inclinación y el ángulo de asiento. Sobre la base de todos los datos proporcionados por los sensores y de una comparación de las revoluciones de la rueda delantera y trasera, así como de otros parámetros específicos de la moto, como el tamaño de las ruedas, la forma de las mismas y el lugar geométrico de montaje del sensor, el módulo de control del ABS calcula los límites físicos de la fuerza de frenada dependientes del ángulo de inclinación.

Si el sistema de control de estabilidad de la moto detecta que se puede bloquear una rueda, el módulo de control del ABS activa el modulador de la presión en el circuito hidráulico de frenos de la rueda que pueda bloquearse. Este modulador reduce en décimas de segundos la presión de los frenos y vuelve a generarla, de tal manera que en las frenadas con ABS, se tiene en cada rueda la presión de frenada necesaria para mantenerla ligeramente por debajo de los límites de bloqueo.

El MSC de Bosch puede convertirse en un auténtico salvavidas, aunque al igual que sucede con el ABS, éste no puede modificar los límites físicos de la conducción. El sistema apoya al motorista cuando se encuentra dentro de los límites y le ayuda a aprovechar las posibilidades dinámicas mejorando al mismo tiempo la seguridad.

Según el propio fabricante el sistema de Control de Estabilidad para Motos podría entrar en su fase de producción en serie el año que viene.

Fuente: http://www.mutuamotera.org

Anuncios

La DGT estudia que para renovar el carné de conducir haya que volver a examinarse

No se especificó nada más: si el tipo de examen podría ser teórico o práctico, ni la cuantía del mismo.
De momento parece que es una idea que podría estar dentro de las nuevas novedades formativas impulsadas por la directora general de la DGT, María Seguí.

Este fin de semana ha tenido lugar la 42 Convención Internacional de Autoescuelas que se ha desarrollado en Burgos y a la que han asistido unas 400 personas para analizar las novedades en la formación y en los exámenes a los nuevos conductores.

Durante la reunión se ha filtrado a los invitados que desde la Dirección General de Tráfico se está estudiando la posibilidad de que a la hora de renovar el carné los alumnos tengan que pasar un nuevo examen. No se especificó nada más: si el tipo de examen podría ser teórico o práctico, ni la cuantía del mismo. De momento parece que es una idea que podría estar dentro de las nuevas novedades formativas impulsadas por la directora general de la DGT, María Seguí.

En las jornadas matutinas de la convención, Seguí puso énfasis en la importancia que para la DGT tiene la formación de los conductores, tanto de los nuevos como de los que ya tienen el carné desde hace años. Según indicó, tener conductores mejor formados redundará en tener mejores conductores en las carreteras españolas.

La responsable de la DGT mostró su respaldo a los educadores. Según explicó María Seguí, los profesores de las autoescuelas tienen un papel muy importante ya que la educación es una “herramienta fundamental” en la seguridad vial. “Cualquier mejora en la forma en que eduquemos y evaluemos será en beneficio de la sociedad”, afirmó. En este sentido, indicó que la DGT está comprometida con la “visión cero” a la hora de proponer políticas de tráfico que supongan la reducción a cero de las víctimas en carretera, de la contaminación ambiental y de la congestión de tráfico.

Este congreso se ha abierto por primera vez a la Federación Iberoamericana de Autoescuelas que está interesada en conocer las novedades que se aplican en España en cuanto a los exámenes para poder introducirlas en sus países.

La DGT multiplica el número de preguntas del examen teórico para evitar que la gente las memorice

Una de las ultimas medidas anunciadas por la DGT ha sido la de aumentar el número de preguntas del examen teórico para evitar que los estudiantes aprueben de memoria.

Concretamente, se va a pasar de un banco de alrededor de 800 preguntas a 15.500 cuestiones que se presentarán de manera aleatoria a los aspirantes, según señaló el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez. El sistema se está comenzando a aplicar en las distintas Jefaturas Provinciales de Tráfico y el objetivo de la DGT es que pueda estar completamente operativo para finales de noviembre.

En algunos casos, la nueva prueba teórica se realizará en ordenadores en los que un programa irá presentando de forma aleatoria a los aspirantes algunas de las 15.500 preguntas incluidas en el banco de datos de la DGT. Alrededor de 27 puntos de examen, de los más de sesenta que hay en España, contarán antes de finales de año con este sistema de prueba teórica por ordenar.

En el resto de centros que no dispongan de los ordenadores, la DGT enviará por Internet cada mañana una lista de preguntas para los exámenes teóricos de esa jornada que se irán cambiando diariamente. “En los sitios donde no tengan el aula informatizada a las Jefaturas Provinciales les va a llegar continuamente tests nuevos para el día del examen”, explicó Báez.

Con la ampliación de la lista de preguntas y su renovación constante lo que se pretende es que la gente deje de memorizar las preguntas. “Antes tenían 600 o 800 preguntas, la gente las memorizaba y dejaba de ir al aula. Ahora con 15.500 preguntas, mejor que te lo estudies y que el profesor te lo explique, porque lo que se entiende al final nunca se olvida, en cambio lo que se memoriza al final se olvida”, señaló Báez que considera “una buena medida” la iniciativa de la DGT.

En este sentido, el presidente de la CNAE recuerda que había gente que “aprobaba el teórico” aprendiéndose de memoria tests viejos y luego llegaban a las clases prácticas “y como nadie les había explicado lo que habían aprendido de memoria, no sabían interpretar sus conocimientos y los profesores de prácticas se enfadaban porque no entendían cómo había aprobado el teórico”. “Creo que va a ser una buena medida porque va a obligar a que la gente vaya al aula y entienda lo que está aprendiendo”, ha subrayado.

También se trabaja en un cambio del práctico

No son los únicos cambios que Tráfico prepara para mejorar la calidad de la enseñanza. Según el presidente de la CNAE, la DGT se ha comprometido a generalizar en los próximos dos o tres meses en todos los centros el denominado “examen práctico de calidad”, en el que se combina el examen tradicional con el examinador dando instrucciones al aspirante con un periodo de tiempo en el que los alumnos tendrán que dirigirse a un lugar que conozcan sin ningún tipo de guías.

Este tipo de exámenes, que actualmente ya se practica en algunas Jefaturas de Tráfico de manera experimental, divide el tiempo de examen en tres partes: los diez primeros minutos, de conducción autónoma, sin ningún tipo de instrucciones; 15 minutos más de conducción guiada y una tercera parte que el examinador dedicará a explicar al alumnos por qué ha suspendido.

El presidente de la CNAE también ha aplaudido esta medida porque en esos diez primeros minutos de conducción autónoma el aspirante a sacarse el carné “pueda relajarse”, además del carácter pedagógico de que el examinador le explique claramente en qué ha fallado. No obstante, ha señalado que el sistema sólo funcionará si “se hace igual en todo el país” y, en este sentido, ha apuntado que “hay puntos de exámenes que habría que eliminar porque no reúnen las condiciones”.

Fuente: http://www.teinteresa.es

La DGT ante la petición de subir el límite a 140 km/h: la velocidad es la que es

La directora general de Tráfico, María Seguí, se ha pronunciado hoy sobre la propuesta del PP de aumentar de 120 a 140 kilómetros por hora el límite máximo de velocidad en las autopistas de peaje, y ha recordado que la velocidad “es la que es” y el “único número que hay que recordar ahora es el vigente”.

Así lo ha señalado Seguí en rueda de prensa para presentar la nueva campaña de sensibilización y el dispositivo de tráfico para el puente de la Constitución y de la Inmaculada.

“La única velocidad que ahora es relevante señalar es la que está vigente, la del Reglamento de circulación que establece un máximo de de 120 kilómetros por hora en autopistas y autovías”, ha dicho la responsable de la DGT en referencia a la proposición no de ley que ha presentado el PP en el Congreso para revisar el límite en las vías de pago.

Ha explicado que la iniciativa “lo único que hace” es instar al Gobierno a que se estudien los límites de velocidad actual de la red de autopistas teniendo en cuenta las características de su diseño, y ha dejado claro que ese estudio es el que está realizando su departamento con los “parámetros” ya anunciados.

“Solo es un estudio y bajo unas directrices que ya están descritas”, ha añadido Seguí en alusión a la posibilidad de incrementar hasta 130 el límite máximo pero con determinadas condiciones y, en cualquier caso, no antes de 2014, según dijo en su día la directora de Tráfico.

La velocidad hoy “es la que era ayer”, ha insistido Seguí antes de reconocer que a la gente le “gusta” participar en debates de este tipo y de señalar que “todo lo que sea un estudio racional” de un tema que afecte a Tráfico, “será estudiado racionalmente”.

De todos modos, ha manifestado que cuando la DGT tenga que anunciar un descenso o un aumento, lo hará “público y notorio”, pero mientras tanto, los conductores deberán seguir prestando atención a los límites impuestos.

Fuente: http://www.movimiento140.com