Un código para que todo vaya sobre ruedas

Puede parecer un indescrifrable mensaje extraterrestre, pero no. De hecho, es una información muy pegada a la tierra. ‘P215/65 R15 95 H M+S’. Podría significar cualquier cosa, aunque en realidad es todo lo que necesita tu mecánico de confianza para cambiarte las ruedas del coche. También es todo lo que la mayoría sabemos sobre el principal elemento de seguridad de un vehículo, la parte del coche que nos mantiene pegados a la carretera. De vez en cuando, coincidiendo con alguna obligada sustitución del aceite del motor, le decimos al del taller que nos mire las ruedas. Él se agacha, pone cara pensativa (es parte del ceremonial) y nos comunica si toca cambio de zapatos o no. En caso afirmativo nos dicen los precios de las dos o tres marcas más habituales y decidimos exclusivamente por el aspecto monetario de la operación. Muchos ni recordamos las pulgadas de nuestras llantas. Quizá tengamos apuntado en un papel una versión abreviada del código ’95/55 R16′, por ejemplo. Ya más, es mucho pedir. Así repasemos alguno de los datos básicos que incluyen estos códigos tan extraños y la importancia de cada uno de ellos. Como en la escuela, desarrollamos la fórmula:

‘P215/65 R15 95H M+S’ se corresponde con

La P (Passenger Car) significa que es un vehículo de pasajeros. ¿Obvio? Pues, no porque podría ser LT (camión ligero Light Truck), ST (Special Trailer) o T (Temporary), que ase refiere a las pequeñas ruedas de repuesto que llevan algunos modelos para ahorrar espacio bajo el maletero.

215 / 65. Estos dos dígitos -el primero de tres cifras y el segundo de dos- indican el tamaño del neumático. El primero de ellos (215) se refiere a la anchura seccional nominal expresada en milímetros y es algo superior a la de la superficie que realmente tocará el asfalto. El segundo dato (65) indica el porcentaje que supone el perfil en la anchura de la goma. Es decir, en este caso, el perfil es el 65% de los 215 mm que tiene en su punto más ancho. 215 x 65 / 100 = 139,75 mm

La R se refiere a que es un neumático radial. Podría ser B, de cintas opuestas, o D, de Diagonal. Hoy en día casi el 100% de los neumáticos son radiales, lo que significa que el refuerzo de cable que conforma la carcasa sigue un patrón de forma perpendicular a la dirección de rodamiento.

Por su parte, el número que sigue a la R, en este caso el 15, es el diámetro, en pulgadas, de la llanta que monta el vehículo. Hace 20 años, 13 -14 era lo más habitual. Hoy se ven muchos 15 y 16; y no es raro que los coches de alta gama y los todoterreno se lancen a los 18-19. Para evitar que los paso de rueda se eleven demasiado, normalmente, a mayor tamaño de llanta más bajo es el perfil del neumático. De esta forma se mantiene el tamaño total de la rueda montada. Ah, estas medidas están homologadas por Industria y no se pueden cambiar al antojo. Si te gusta el tuning recuerda que hay normas que seguir.

La siguiente variante es una cifra acompañada de una letra. Será del estilo 95H. El número es el índice de carga y la letra la velocidad. Hay unas tablas que especifican los valores.

El 95, por ejemplo, significa que cada rueda del coche puede soportar hasta 690 kilogramos. Un coche medio pesa entre 1,5 y 2 toneladas y lógicamente cada rueda deberá soportar al menos la mitad del peso que va a cada eje del vehículo.

Respecto a la H -la velocidad máxima.- la escala ocupa todo el alfabeto. Claro que rara vez verá una letra por dejajo de la S (180km/h de punta). Lo habitual es la T – H – V que se corresponde con los 190, 200 y 210 km/h. El tope es la Z (más de 240km/h) y hay una categoría ZR para referirse a gomas de especiales características. Por cierto, nunca se puede montar una letra inferior a la que el coche traía de serie. No solo es peligroso, es ilegal.

Finalmente, marcas como M+S se usan para rendimientos especiales. En este caso es Mud and Snow (barro y nieve) y son lo que conocemos como Neumáticos de Invierno.

Cuidado con los ‘low cost’

Una vez que conocemos la teoría, cada uno tomará sus decisiones. Eso sí, piense que el precio no lo es todo. Y es que además de toda las indicaciones anteriores, los neumáticos incorporan una etiquetado europeo obligatorio para los fabricantes -como el de los electrodomésticos- que nos da pistas sobre eficiencia, adherencia en superficie mojada y ruido de rodadura exterior.

Al respecto, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) ha alertado recientemente en una informe que la crisis económica ha provocado un aumento de la demanda por parte de los conductores de neumáticos de bajo coste, que son menos seguros, más ruidosos y menos eficientes. Según denuncian, en España “no existe un control real por parte de las administraciones públicas sobre el cumplimiento en la publicidad de estas etiquetas”, por lo que el consumidor no dispone de los datos necesarios para acertar en la elección de sus gomas.

Y no se quedan ahí las conclusiones del estudio. El CEA ha catalogado las marcas según su carácterística dominante. Al parecer “ya que lo más complicado es hacer un modelo notable en todas las áreas”, dicen desde el CEA, los productores optan por especializarse. .

Así, en términos de eficiencia energética, Michelin, Continental y Goodyear son las marcas con mayor porcentaje de neumáticos con calificación A o B (las más altas), aunque las notas más populares entre las compañías son las etiquetas C y E, así como la F y la G.

Por su parte, Michelin, Pirelli y Continental son las que más referencias A tienen en materia de frenada en superficie mojada, mientras que las marcas ‘low cost’ sólo tienen un 1% de sus neumáticos con la letra B y ninguno con la A.

Respecto al ruido de rodadura, las marcas con mejores resultados son Dunlop, Goodyear y Michelin, mientras que las más ruidosas son Continental, Bridgestone, Pirelli o Uniroyal. Las compañías de bajo coste tienen un 1% de sus productos con niveles bajos de ruido.

Ante estos resultados, desde CEA recuerdan la importancia que tiene para la seguridad vial y para el consumo de combustible la elección de los neumáticos, así como realizar una conducción adecuada, controlar las presiones y no sobrecargar el vehículo, entre otros aspectos.

Fuente: http://www.elcorreo.com

Un comentario sobre “Un código para que todo vaya sobre ruedas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s