Motero novato.- Cap 2º

La divertida guía para un motero novato.- Capítulo 2º: Una de paketes (Tú-ella y la otra).

Nunca me gusto darle la denominación de “pakete” a la persona que a riesgo de su integridad física se decide a compartir ruta pegado a mí espalda pero este mundillo usa su propio lenguaje y esta comparación tan solo es debida a que el pasajero se tiene que comportar como una bandeja de lomo embuchado atada a la parrilla de tu moto, muy quieto y en silencio.

Tan solo en una ocasión fui de paquete, fue un trayecto corto y por exigencias del guion ya que el único medio de transporte que tenía a mano en aquel preciso momento era la plaza trasera de la moto de un amigo. La experiencia ni fue grata ni traumática pero esperaba con ansiedad el fin del trayecto ya que mis dedos se estaban quedando sin sangre debido a la fuerza con la que me cogía a las asas de la moto para que entre los dos………………. corriera el aire en las frenadas.

Conducir con un paquete es un tema serio ya que cambia completamente la manera de pilotar y de tomar las curvas incluso en algo tan sencillo como la forma de aparcar tu moto (*). Ese peso extra sobre la rueda trasera hace que tu maquina se comporte de modo diferente a cuando vas solo porque te guste o no la comparación, tu motocicleta sigue siendo el diseño original de una bicicleta uniplaza con motor. Olvídate de apurar frenadas o la de pegar tus criadillas al depósito para en las curvas ajustarte milimétricamente a los márgenes de tu carril, así que tómatelo con calma y recuerda que el centro de gravedad de tu moto se ve muy afectado cuando llevas un pasajero y que tu y solo tú, eres el responsable de dejarlo sano y salvo en su destino.

Mi pareja nunca se había subido a una moto y le daba miedo encaramarse en el asiento trasero así que llegamos a un acuerdo, yo la acompañaría de compras y al teatro, incluidas las adaptaciones de Jerzy Grotowski y la danza experimental (**), y ella en compensación a tamaña felonía feminista seria mi paquete dominguero In saecula saeculorum.

Sé que mi mujer lo hace única y exclusivamente por amor, como también se que en un principio cerraba los ojos muerta de miedo cuando llegaba una curva y que le costó trabajo adaptarse a una pasión mía donde ella no es la actriz principal si no la secundaria que completa un trió. Hoy es la primera que se apunta a las salidas y concentraciones moteras contagiada del poder que da saber “el por qué a los perros les gusta sacar la cabeza por la ventanilla del automóvil” y se ha convertido en el “limitador” físico oficial de la potencia de mi moto, (más conocido en el mundo de moteros casados como el Collejometro en el Cascodromo ).

Por esto y por muchas más cosas hay que destacar el merito que tienen los paquetes y agradecerles que quieran compartir con nosotros el sentir como la lluvia te deja calado hasta los huesos, ese frio que se cuela sin permiso y te hiela la sangre, y sobre todo, esos baches que ellos no ven venir pero notan de improviso y se agarran a lo que pueden al verse prácticamente sentados en la carretera, o el mas guay de todos, sentir como la rueda de atrás pierde adherencia y patina en esa curva que parece no tener fin sabiendo que no pueden hacer nada, solo rezar y esperar que estés ”fino” en ese momento y salgas victorioso aunque después te tenga que aguantar estoicamente la repetición verbal de esa hazaña una y otra y otra vez y te use como testigo fiel de que a su lado, Valentino Rossi no se merecía ni el A2.

Hoy rompo una lanza por ellos y quiero reconocer públicamente su valor, la entrega y el desprecio a la vida que muestran, ya que sin ellos, las salidas de los fines de semana no serian igual porque no tendríamos con quien comentar las tumbadas que hicimos o lo bien que pilotamos, ni a quien enseñar hasta donde llego la mordida del asfalto en la rueda trasera de nuestra moto. Además, un motero sin “pakete”, es lo mismo que un motorista que solo piensa en verde, un jardín sin abejorros, un Cantábrico sin marisco, un Benidorm sin jubilados o en su defecto, un mundo sin futbol, así que……………………..¡¡ Que vivan los paketes !!

Solo me queda aconsejar a todos los pilotos noveles que al menos una vez se suban detrás y vean el otro punto de vista para que luego, cuando lleven a su pareja tomen conciencia de que sus actos son los únicos responsables de sus vidas, de la de los dos.

El Hefas.- aldeanu de pro

(*) De culo si vas solo, de frente con pakete a no ser que este se baje antes. Tener en cuenta que la mayoría de las caídas estúpidas con rotura de tobillo, tibia, o quemada con el tubo de escape son en parado ya que es cuando más te pesa la moto y al no contar con la fuerza de la inercia el que se desestabilice es facilísimo
(**) Aguante como un hombre la primera media hora, después me quede frito en la butaca compartiendo sueño con el resto de maridos sumándose nuestros mutuos ronquidos a la música, también experimental.

Fuente: http://www.canariasenmoto.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s