Motero novato.- Cap 3º

La divertida guía para un motero novato.- Capítulo 3º: A la calle y ¡yo con estos pelos! (I)

Salir a la calle con tu moto necesita de una preparación y de unos cálculos logísticos ya que como todo lo que apunte a femenino necesita de una elaboración especial y de su tiempo preciso.

En primer lugar está tu equipamiento que aunque te desplaces en uno de estos mega scooter con calefacción central y localizador GPS tu cuerpo sigue siendo blandito y expuesto a agentes abrasivos como el asfalto o duros como ese autobús de línea que apareció de la nada y se te cruzo sin permiso.

Sea invierno o verano tu indumentaria tiene que proteger lo más sagrado en un principio y el resto en un después, así que entra en alguna de las numerosas webs online de la red para ver las últimas tendencias en moda motera y busca esos vaqueros con protecciones de keblar o similar o esos pantalones de cuero que aunque te dejen con una pinta macarra al más puro estilo makinavaja, siempre te protegerán más en un arrastre que el algodón o en el peor de los casos que las fibras sintéticas.

Con el invierno llega la cordura o los pesados trajes de cuero que hacen que tus articulaciones parezcan atrofiadas (efecto madelman) aunque a cambio te dan calor y protección ante una climatología adversa, pero llega el verano y con él te sobran hasta los reflectantes del chaleco.

En verano olvídate de los pantalones cortos, estos tienen dos desventajas frente al fresquillo y el gustirrinin que da que el viento se deslice por las perneras y refresque el sistema endocrino de tu segundo cerebro (y de paso te das cuenta del por qué los del antiguo imperio romano iban con faldita corta y por qué ellas siguen siendo más listas que nosotros). Una de las desventajas a las que me estoy refiriendo es la del clásico tábano, abeja asesina o insecto asqueroso que se cuela sin permiso y que preso del pánico ante la presencia de tu masculinidad se decide a picotear tus partes nobles, lo que se traduce en un desasosiego propio de la menopausia femenina y te obliga a echarte al arcén cual alma que lleva el diablo y bajar tus short de Prada comprados en el Tajo Danés el sábado pasado a la espera de que tu enemigo alado abandone su presa y cambie de aires, todo esto sin darte cuenta de que en la otra acera un grupo de señoras del Inserso japonés te están haciendo fotos como posesas.

Una de las variantes de la primera desventaja es la del continuo espachurramiento de bicho contra tus desnudas extremidades inferiores con la consiguiente molestia y dolor, pero la más grave y en lo que nadie quiere pensar por qué a “el” nunca le pasara, es cuando das con tus carnes en el suelo y después te pasas un montón de tiempo criando piel nueva o te la tienen que trasplantar de donde la espalda pierde su honesto nombre.

Tú no eres especial y yo tampoco. En mi pierna derecha después de 30 años aun se puede apreciar la diferencia. No te arriesgues a lo tonto, hoy hay materiales y ropa especialmente diseñada para salvaguardar tu seguridad que aunque puedan resultar caras en un principio, a la larga te ahorran mucho dolor y muchas pelas por que de todos es sabido que los moteros se dividen en dos partes, los que se han caído y….…los que se caerán.

Para terminar y subiendo un peldaño en la escala evolutiva, (del segundo al primer cerebro) las camisetas cortas dan mucha bola para lucir palmito pero al contrario que nuestras musculosas piernas, los brazos están menos receptivos al impacto súbito de agentes coleópteros y hasta que no hacen blanco en ti no te das cuenta de que las chupas veraniegas aunque den calor protegen y evitan entre otras cosas el cáncer de piel y el moreno taxista.

Tú sigues siendo el mismo tanto en invierno como en verano, procura protegerte lo más posibles y recuerda que mucha de la ropa motera llevan cremalleras de ventilación que no están por que hacen bonito, si no para abrirlas en el estío y refrescar nuestros cuerpos sin perder sus propiedades.

Mi armario:
1. Chaqueta de cordura tres capas invierno
2. Chaqueta de cuero con refuerzos invierno
3. Chaqueta de cuero fina con refuerzos almohadillados verano
4. Chaqueta cortaviento
5. Pantalones de cordura con refuerzos
6. Pantalones de cuero grueso con refuerzos
7. Pantalones de cuero fino con refuerzos almohadillados
8. Pantalones vaqueros con refuerzos de kevlar
9. 3 camisetas técnicas
10. 2 pantalones técnicos (mayas o marianos)
11. Botas media caña moto
12. 2 pares de calcetines técnicos moto
13. 4 pares de guantes (gore-tex, cuero, espuma con refuerzos)
14. 3 cascos (abierto, integral y otro modular)
Total: una pasta, pero así es este mundo y más si como yo, vives en el norte

Fuente: http://www.canariasenmoto.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s