Motero novato.- Cap 7º

La divertida guía para un motero novato.- Capítulo 7º: Cuando la fiera sale de caza (III) (Las técnicas de conducción o pilotaje)

Las técnicas de conducción o pilotaje de nuestras monturas están condicionadas en un principio a la subespecie a la que pertenezcamos (ver artículo anterior) y a lo apacible o nervioso que seas en tu manera de ir por la vida ya que el motero novato se tiene que enfrentar a dos grandes enemigos y dependiendo del peso, la potencia y la posición del piloto hay técnicas que te podrán ir una mejor que otra.

El primero de estos enemigos y el más duro quizás por sus consecuencias son los cruces y travesías que te encontraras a lo largo de la carretera y en los pueblos que atravieses en tu caza.

Jamás te fíes de las apariencias y usa siempre tu vista perimetral para chequear posibles accesos indebidos a tu carril desde otras vías y ante cualquier duda, “FRENA” da igual que hagas el ridículo frente a los demás, tú frena y confirma tus sospechas, de esta manera empezaras a confiar en tu instinto de depredador devorasfaltus.

Si en un cruce o acceso a tu carril ves a un enlatado que está parado y esperando a que pases fíjate en dos cosas. La primera en sus ruedas, si están en la misma dirección de giro que marca su intermitencia estará pensando en si le da tiempo o no a pasar antes de que tu llegues. La segunda es que si en el cruce el enlatado va de frente (*), entonces tendrás que fijarte en su cara en la de si te mira o no porque en el momento que deje de fijarse en ti saldrá por que sus cálculos le indicaron que le da tiempo de sobra a pasar, prenderse un Farías y tomarse un capuchino antes de que tu llegues.

Esto te valdrá tanto en carretera como en ciudad y con el tiempo te irás dando cuenta de que incluso entre los enlatados hay varias subclases que se comportan de diferente manera y que tendrás que tener más cuidado con unos que con otros.

El segundo es el principal motivo de tu caza, esas curvas que marcaran el nivel de adrenalina acumulada en tus músculos y las veces que repetirás a tus amigos lo orgásmico que es sentir gritar a los testigos de tus estriberas.

Para tomar las curvas con fundamento hay dos técnicas reconocidas y una por reconocer.

La primera es la del descuelgue o modificación de peso en la moto en sus diversas modalidades. Este tipo de técnica es el más usado en las “R” al llevar semimanillares y las estriberas retrasadas que propician el “descuelgue” del piloto como si de un Stoner se tratara pero siempre con cuidado de no despegar la rodilla de la moto porque si te pillan los de verde te crujen por conducción temeraria.

Una variante más sutil y menos arriesgada es la de desplazar tu peso sobre la estribera afín a la curva, es decir si la tomas a la derecha desplazas tu peso a la estribera derecha y lo mismo a la contra.

Este tipo de pilotaje juega principalmente con tu peso pero tiene el problema de que si el ancho de la rueda trasera es linealmente más amplio que el tu casco, es señal de que tu peso no será el suficiente para entornar lo necesario la moto y tomar la curva en toda su longitud dentro de tu carril.

La segunda técnica es la del contra manillar que básicamente consiste en una levísima presión sobre el manillar hacia ti (o al contrario) y que es usada preferentemente por las pesadas Cruiser y custom.

Ejemplo: curva a la derecha ligera presión en la maneta izquierda hacia ti, la moto se plegara a tenor del nivel de la presión que ejerzas sobre la maneta. Lo bueno de esta técnica es que no se necesita de peso ni de esfuerzo alguno por parte del piloto y si ves que has trazado mal la curva con ejerce un poco mas de presión podrás corregir el error fácilmente (jamás frenes, la moto al frenar tiende a ponerse derecha y te iras de frente) La parte mala de la técnica es que no es tan espectacular como la del descuelgue y que al no necesitar esfuerzo alguno pasarse es facilísimo con el consecuente beso asfaltico y bienvenida del guardar raíl asesino o autocar de línea que te pase por encima.

Tercera técnica no oficial ni reconocida por nadie excepto por mí, su inventor (**): Conducir con la cadera.
Esta manera de pilotar juega con la cintura ya que el resto sigue erguido y sin perder ninguna perspectiva al seguir el horizonte en paralelo y con el eje de gravedad muy centrado. Es más fácil y segura de usar por un novato que las otras dos técnicas.

Al contrario que la variedad del descuelgue que incide el peso sobre la estribera, en esta técnica lo haces con los glúteos y con el desplazamiento de la cadera con lo que obtienes dos efectos

El primero iniciar la tumbada y el segundo sentir el comportamiento de tu maquina ya que la parte “más amplia y sensible” de tu cuerpo en contacto con la moto es tu culo.

Esta es la más sencilla de todas pero apta solo para conducciones tranquilas y motos que no sean muy pesadas ya que la cadera tiene un movimiento limitado no como las otras técnicas que las puedes llevar a cualquier extremo.

:-El Hefas.- aldeanu de pro

(*) Si el enlatao es de los que no sabe de la existencia de intermitentes pues……..
(**)Si nadie más reclama su paternidad, que no la tengo registrada y paque liarla

Fuente: http://www.canariasenmoto.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s