SYSTEM OF A DOWN

BIOGRAFIA:

SYSTEM OF A DOWN

Participantes de la escena underground de Los Angeles, Daron Malakian (guitarras) y Serj Tankian (voces) se encontraron durante 1993 en unas salas de ensayo, cuando aún militaban en diferentes agrupaciones. Pronto la energía en común que ambos prodigaban fue una señal que se podía hacer algo en conjunto, marcando el nacimiento de una banda llamada Soil, en la que luego se integraría Shavo Odadjian (bajo) y John Dolmayan en batería. Ocho o nueve canciones más tarde, Soil ya se había conseguido un par de shows para mostrar lo que eran las raíces sembradas en este proyecto llamado System Of a Down, y para 1995 había un nuevo capítulo en la historia de estos prometedores músicos que habían probado tener una rigurosa ética de trabajo y un sonido duro y pesado que sonaba absolutamente contemporáneo. El nombre System Of A Down llegó inspirado por una poesía de Daron, el guitarrista, que se llamaba Victims Of A Down. Acto seguido la banda pensó que la palabra System era más fuerte y tenía más connotación colectiva, tal como la palabra Society.

Serj es un artista graduado en la universidad en artes visuales y musicales, definitivamente el que a través de la fiereza de su entrega sobre el escenario captura la mayor atención de la banda. Shavo, un declarado fanático de Kiss trabajaba en un banco, mientras que Daron, otro de fuerte presencia escénica, era una especie de neurocirujano y John vendía comics y animaciones japonesas. En parte sus influencias musicales son tan diversas como las cosas que hacían antes de conformar la banda. Daron y Shavo trajeron lo más predecible del sonido moderno conocido como aggro metal, pero en conjunto las raíces de la música de su etnia, la armenia, empezaron a aflorar, más unas dosis de rap, lo gótico y oscuro, el evidente toque jazzero, la crudeza del puro rock a la Van Halen, más la del filo power punk políticamente activista de Dead Kennedys.

En System Of A Down se dio una cosa parecida a la de Rage Against The Machine, donde su herencia múltiple en lo cultural, social y político creó una vibra que es lo que tan bien define a la banda. Incluso antes de que fuese publicado el disco debut del grupo, vía American Recordings, la gente entendida en el área californiana y también la prensa internacional comentaba de un inminente debut de una banda que terminaría siendo una de las más notables del período ’98-’99.

En uno de esos intensos shows de fines de 1997, en particular uno en el Viper Room en Hollywood, un ejecutivo de Maverick Records (Guy Oseary) contactó al connotado productor Rick Rubin para que viese a System Of A Down en vivo. Rubin quedó impresionado, tanto como la banda misma, quienes no podían creer que uno de sus productores favoritos en clásicos discos de rap de los ’80 para Beastie Boys y Public Enemy, se hubiese fijado en ellos y viese un potencial que tenía que ser grabado lo antes posible.

A fines del ’97 ya habían fichado con la compañía y muy luego estaban de gira con sus colegas de sello, Slayer, más la posibilidad única de participar en el Ozzfest 1998. Para su álbum debut, homónimo, se alinearon en la producción Rick Rubin y Sylvia Massey (Tool) y para la mezcla estuvo el vocalista de Barkmarket, David Sardi. En un ambiente muy distendido, las voces fueron grabadas en la casa de Rubin y la atmósfera adecuada fue responsabilidad de Sylvia. Y con muy pocos maquillajes de post producción, aún considerando lo complejo de las estructuras rítmicas de sus temas, el grupo hizo con grandes asociados, un álbum tal como el que tenían en la cabeza.

Con una dinámica musical de excepción, explosiva, feroz y volatil, para 1999 System Of A Down ya se proyectaba para ser un súper ventas. Y es raro que tan sólo en un debut se muestre tanto, una sorpresiva diversidad que más allá de estilos es atrayente. Y la parte de sus letras, con Serj asumiendo su responsabilidad sobre lo que la banda declara como su filosofía. ‘PLUCK’ es un gatillo revolucionario acerca de la injusticia del genocidio armenio, ‘Soil’ habla del suicidio, ‘Darts’ de sus creencias religiosas poco tradicionales y ‘War’ de la guerra santa. Si a eso le sumamos los discursos de Serj sobre el escenario, tan provocativos como el control mental, las armas ocupadas secretamente por la CIA y los servicios de inteligencia comunista en el mundo occidental, tenemos un nuevo orden del sistema.

En el año 2000, ya siendo certificado disco de platino, tuvo la oportunidad de alinearse como el grupo nuevo de la masiva gira Summer Sanitarium Tour con Metallica y Korn, siendo aparte el grupo que más llamó la atención dentro del segundo tributo a Black Sabbath, “Nativity in Black 2”, haciendo una original recreación del clásico ‘Snowblind’, que refleja otra de las visiones de vida de System Of A Down, una abierta postura antidrogas.
Serj Tankian se involucró como una de las voces invitadas en el tributo al malogrado vocalista Lynn Strait del grupo Snot, “Strait Up” publicado en el 2000. Luego en el 2001, junto al productor Rick Rubin, lanzaron “Toxicity”. Este disco estuvo en el tope de los rankings el 12 de septiembre, un día después de la caída de las torres gemelas. Con este cd logran sacar cuatro top ten en Estados Unidos y un número uno (Aerials), además de vender más de 6 millones de discos y darse a conocer por el mundo entero. Un año después sacan “Steal this Album”, canciones que quedaron del Toxicity, que fueron descargadas de Internet por sus fans, por lo que decidieron arreglarlas y sacarlas en un disco sin carátula. Se destaca el single “Boom” que viene siendo una fuerte critica a Geroge Bush y a su guerra contra Irak.
La banda empieza a grabar más de treinta temas entre junio y septiembre del 2004 para lanzar su disco doble llamado “Mesmerize/Hipnotize”, grabado en el estudio de Rubin’s Laurel Canyon. El primero de estos (Mesmerize) salio en mayo del 2005 a las ventas, con el single “BYOB” mostrando una faceta más power y más madura de este grupo. A fines de noviembre se espera que salga “Hipnotize”, con el que cierran este ciclo de grabación. Lo más seguro es que giren a Europa o Estados Unidos con el Ozzfest. Vale acordarse de que esta banda fue la principal del segundo escenario en el 2002 gracias a su superventas “Toxicity”. Ojala que estos nuevos discos los traigan a Sudamérica, tal como paso con Slipknot.

Discografía Recomendada:
– System of A Down – 1998.
– Toxicity – 2001.

Fuente:
http://www.rockaxis.com

VIDEOS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s