Ruta de la Plata

Crónica de Lasem, de la realización de la Ruta de la Plata.
Salida desde A Coruña a Gijón (04MAY13). Y comienzo de la Ruta por la N-630 (05MAY13). Finalizando en Coruña (12MAY13).
———————————————————————————–
Desde hace unos años, rondaba en mi cabeza el hacer la Ruta de la Plata en moto. Ya la he recorrido infinidad de veces “enlatado”, desde el año 1.979 en que estaba viviendo en Cádiz (Tacita de Plata), he cruzado desde esa capital hasta Gijón, lugar de nacimiento, por la vieja carretera Nacional 630. Con posterioridad he recorrido ese mismo trayecto, pero, por comodidad, por la Autovía “Vía de la Plata” A-66, que aunque más relajado el viaje, se echaban de menos los pueblitos que se cruzaban por la vieja N-630.
Y ya llegado el año 2012, me encuentro con varios compañeros que comparten mi deseo de cruzar España de Norte a Sur por carreteras secundarias, sin pisar Autovías/Autopistas. Y empezamos a trabajar en el tema. Es una ruta ambiciosa, ya que se necesita contar con tiempo libre y “multipase familiar”, a parte de la cuestión económica, no menos importante en esta época de crisis en la que vivimos.
Para el trabajo de preparar el Planing de Ruta tenemos a nuestra compañera María (Kenya) de Gijón, la cual es una gran estratega de los viajes programados. Es meticulosa en extremo y no deja hilos sueltos. Horarios, lugares a visitar, zonas de parada de descanso, comidas, alojamientos, etc. Todo está en su cabeza y lo planifica al milímetro. Con los puntos estimados para los finales de cada una de las etapas, se buscan los alojamientos, llamando a diversos sitios para cotejar precios. De esto se encarga el compañero Richi de Vigo, que en un principio estaba en el grupo para hacer la Ruta, pero que al final por motivos de salud se cayó de la lista, pudiendo hacer solo la última de las etapas desde Salamanca.
Con todo el trabajo de este fabuloso equipo, empezábamos a tener todo programado y listo para comenzar el día 05 de Mayo, en Gijón, la Ruta de la Plata.
Los participantes, al comenzar la aventura, éramos: Lasem desde Coruña, Kenya y Marc desde Gijón, Vespi y Chelo desde un pueblecito de Avila y Luiskar también desde Avila. Cuatro motos, Seis moteros, seis amigos.

Presto a empezar la aventura, salgo de mi casa en A Coruña el Sábado 04 de Mayo, para unirme en Gijón con los dos compañeros con los que iniciaré la Ruta de la Plata.
En esta etapa previa, en solitario, me acompaña hasta Vegadeo mi compañero de rutas Scarlet, con el cual nos comemos un estupendo chuletón de 1,5 kgs. en Villalba. Comenzamos bien con el tema, comer a base de bien, jajajajaja. Una vez llegados a la Frontera Astur/Galaica, me despido de Scarlet y continuo rumbo a Gijón, donde pasaré la noche con mi familia, para estar descansado y a punto para la Primera Etapa de la tan ansiada “Ruta de la Plata”.

El domingo, a las 08-30 h. salgo dirección al punto de encuentro, desde donde iniciaremos la ruta Kenya, Marc y yo. Una vez lleno el depósito espero por la pareja de amigos que me guiará para cruzar la Península de Norte a Sur. Una vez hechas las fotos de rigor y Marc tomada su dosis mañanera de café, comenzamos el viaje. Cruzamos Asturias en busca del Puerto de Pajares, donde hace apenas unos días nevaba copiosamente, pero este domingo luce un Sol estupendo. Así que llegamos al Puerto, vimos las cumbres todas nevadas, lo que hacía un contraste con el tiempo que teníamos, perfecto para rutear. Fue fabuloso subir el puerto. Hacía más de 20 años que no lo cruzaba y por supuesto nunca en moto. Antes de llegar arriba, ya teníamos la nieve a nuestro lado en la carretera, pero sin suponer ningún tipo de problema para nuestra conducción.
Llegamos a León, donde tocaba una parada y visita turística para “ver piedras”. Allí nos encontramos con el compañero y amigo Sergio (Presidente de un Moto club Leones), al cual yo no tenía el gusto de conocer en persona, pero si a través de algunos Foros. Nos acompañó por algunos lugares emblemáticos de León, y nos tomamos unas birras bien fresquitas, ya que el calor apretaba de lo lindo.
La hora de la comida estaba prevista en Hospital de Orbigo, donde comimos con la madre de nuestra compañera Kenya, dado el día que era.
Después de “ver algunas piedras” más por el camino, finalizamos la etapa en Benavente, donde teníamos la reserva hecha. Dejamos las motos en el hotel y partimos a pie, para hacer la visita turística correspondiente, y como no, la cena.
Al día siguiente, comenzamos la segunda etapa rumbo a Béjar, donde pararíamos a descansar y donde nos encontraríamos con los compañeros que venían de Ávila. Con las paradas de rigor correspondientes para descansar, hacer fotos, visitar piedras, la fumeta, comida y cafelines. Al cruzar Salamanca, decidimos parar para tomarnos un refrigerio, y justo donde estábamos aparcando las motos, nos encontramos con el compañero Miguel, al cual habíamos conocido hacía dos años en la concentración de Arévalo (Avila), ya aprovechamos para tomarnos algo con él. Ya en Béjar fuimos al alojamiento reservado, donde dejamos equipaje y demás, y a la llegada de nuestros compañeros cogimos las motos y nos dispusimos a hacer un poco de turismo. Estando en Candelario, comenzó a llover algo más fuerte de lo que nos gustaba, y volvimos al pueblo para dejar las motos en el garaje y patear un poco la villa y disponernos a cenar. Fue el único día que nos llovió, pero tampoco duró mucho.
A la mañana siguiente, después del desayuno, salimos rumbo a Mérida, donde descansaríamos de la tercera etapa. El día anterior habíamos hecho unas pequeñas modificaciones al planing, ya que queríamos visitar en Hervás un museo de motos y coches antiguos. Una vez en Hervás, y después de un reparador café con churros, dejamos las motos y nos fuimos en dirección al museo, pasando por el Barrio Judío. El museo es algo digno de visitar. Es de un particular, pero que agrupa varios centenares de Motos antiguas de todo tipo, bicicletas, coches clásicos, carruajes, juguetes del tipo de cochecitos de bebé, triciclos de niños, etc, totalmente restaurados o en proceso. Ocho pabellones componen este conjunto que no se puede perder de visitar al paso por Hervás.
Seguimos hasta el punto final de esta etapa en Mérida, donde hicimos algo de turismo y cenamos, para irnos a descansar y preparar la próxima etapa.
Tempranito, como venimos haciendo el resto de los días, comenzamos esta cuarta etapa y partimos de Mérida con destino al final de la Ruta: Sevilla. Como en el regreso volveríamos a pasar por la N-630, optamos por bajar por la Sierra de Huelva, en dirección a Jabugo. Un puerto de montaña con una carretera sinuosa y con curvas espectaculares, con un firme en muy buen estado y poca circulación. Ya en Jabugo tocaba catar este manjar, y aprovechamos la hora del Vermut para “picar” un poco. Salíamos con dirección a Sevilla, comiendo por el camino y llegando a nuestro destino a primeras horas de la tarde, con un calor asfixiante. Como en esta ciudad el Hotel estaba a las afueras, dejamos los equipajes y nos subimos a las motos para acercarnos al centro. Donde la visita obligada era a la Giralda y a la Torre del Oro, pasando también por La Maestranza. Todo lo visitado nos supo a poco, ya que Sevilla tiene mucho que ver, pero nosotros no disponíamos del tiempo necesario. Una jornada estupenda, marcada por el calor andaluz.
Empezábamos la quinta etapa, para dirigirnos hacia Cáceres. Efectuando las paradas programadas para el descanso, visitas y “papeos” varios. En Cáceres nos encontramos con que estaban con los preparativos de los Conciertos del Womad 2013, que comenzaban al día siguiente viernes, con lo que el ambiente era espectacular.
Después de un descanso merecido, partíamos en la sexta etapa con dirección a Salamanca, final de recorrido en este día. En Fuentes de Béjar, estábamos invitados por el compañero RSM, motero y amigo, aunque no lo conocíamos en persona, solo por los Foros, a una degustación en la Bodega que regenta su mujer Pilar, aprovechando también para comer en la misma. A la llegada a Fuentes de Béjar, nos llevamos una agradable sorpresa, nuestro compañero Richi y su mujer Fini, que tuvieron que abandonar el proyecto por problemas de Salud, decidieron salir de Vigo de madrugada y unirse a nosotros. Después de la sobremesa en la Bodega de nuestro amigo, decidimos subir a la “Peña de Francia”, un mirador a 1750 mts. de altitud, y con una carretera de llegada más digna de subir las cabras que unos locos con sus motos. La carretera, en su último tramo (algo más de 5 kms), en obras, estrecha, y con un precipicio, que si alguien se caía por él, seguro que moría de hambre antes de llegar abajo. Por supuesto, una vez llegado a la cumbre, mereció la pena el esfuerzo. Las vistas eran impresionantes y el lugar una maravilla. Después de visitar aquellos parajes, cogimos rumbo a Salamanca, donde nos esperaban Rafa y su mujer (dueños de la bodega donde comimos) y Miguel y su mujer Carmen, quienes ya se había encargado de reservar lugar para cenar y nos aguardaban para enseñarnos un poco la ciudad. Visita obligada a la catedral, donde había que buscar la famosa Rana y el Astronauta. Paseo por la Plaza Mayor y casco antiguo, etc. Ciudad que también, caso de tener tiempo, hay mucho que ver.
Salíamos el sábado temprano para encarar lo que sería la séptima y última etapa con destino a Puebla de Sanabria, donde haríamos el fin de fiesta. Lugar de reunión desde hace cuatro años de un grupo de amigos y compañeros de toda España, pertenecientes a un Foro de Moteros Custom. Allí irían también a recibirnos mis hermanos de la Territorial de Galicia de la VRAS. Llegamos a Sanabria antes que nadie, con lo que nos dirigimos al Camping donde nos alojamos en Bungalows todos los años en esta quedada. Después de dejar los equipajes, salimos a repostar y cuando volvíamos de la gasolinera nos encontramos con todo el grupo de la Territorial, catorce motos. Algo impresionante y digno de ver, y por supuesto hizo que en ese momento fuera el motero más feliz del lugar. Llegada al Camping, saludos y abrazos y a esperar al resto de los compañeros. De ahí nos fuimos a un restaurante donde estaba reservada la comida, impresionante ver la cantidad de motos y moteros en aquella calle. Impresionante ver el comedor lleno de Moteros. Estábamos nosotros nada más. Después de la comida llegó la despedida de los Raiders que retornaban a sus lugares de origen. Partiendo el resto hacía la ruta anual prevista al Lago de los Peces, para luego tomar algo por el camino de regreso y prepararse para la cena. Y después, en uno de los Bungalows, el fin de fiesta hasta que el cuerpo aguante.
En la mañana del domingo, desayuno y despedida de todos, hasta la próxima. Rumbo a Coruña con cuatro compañeros mas de esta Provincia. Parada en A Gudiña para comerse un buen churrasco y aprovechar para ver la carrera de F1. A continuación cada uno para su casa.
Ganas tenía de llegar, después de nueve días y 2.600 kms. Una experiencia inolvidable, no solo por la ruta, sino por la compañía, los lugares visitados, en fin por todo. Ha sido una experiencia que me acompañará mientras viva.
Perdonad por el “tocho”, pero ha sido algo más que una ruta. Y seguro que se me olvidó algo.

Palabras posteadas por nuestra amiga María, y que describen el espíritu de todos los participantes en esta aventura: “””……… vuelvo orgullosa de haber emprendido el viaje con unos conocidos, haberlo compartido con unos fantásticos compañeros y haberlo terminado con unos grandes amigos……”””

Enlace a la Galería de Fotos del compañero Vespi, con la gran mayoría de los vehículos del museo de Hervas:
https://picasaweb.google.com

Y algunas fotos para documentar “LA RUTA DE LA PLATA”.

 

Enlace a un resumen fotográfico de los lugares visitados: https://picasaweb.google.com

En este enlace, alguna foto más: https://picasaweb.google.com

Anuncios

6 comentarios en “Ruta de la Plata

  1. El Compañero y amigo Lasem es un verdadero Fenomeno, cuando se pueda repetir la Ruta de la Plata me gustaria poder hacerla, el gusto seria si pudieramos ir la mayoria de la territorial, haber si pudiera ser.
    Sobre Lasem esta todo dicho, eres buen compañero.

  2. Gracias Presi. La verdad que siempre me he sentido muy a gusto y arropado en la Territorial. Y ya sabeis que el sentimiento es mutuo. Sois todos cojonudos.

  3. Dire algo mas que Lucator, eres un autentico fenomeno!!!! De esas personas que solo encuentras una vez en la vida.
    Sobre la cronica, decir que siento envidia de lo que has hecho, y al leerla, me entran aun mas ganas de hacerla. Todo llegara y espero que cuando sea, nos acompañes y nos sirvas de guia.

    Un abrazote !!!!

  4. Bueno tío, los que me conocen y compañeros de trabajo me han colgado la fama de que no me suelo equivocar con las primeras impresiones, el amigo Lasem me cayó bien el primer día, pues en este caso me he equivocado, no es un tío normal y nunca se sabe donde está su límite, ni como persona ni como aventurero, solo puedo decir que ahora no me cae bien, está empezando a ser un amigo imprescindible, de esos que en momentos jodidos te saca una sonrisa cuando te acuerdas de el, no cambies nunca hermano.

    1. Juer Vice, me estas emocionando. Yo no creo que sea nadie especial ni mucho menos. Intento vivir, ser amigo de mis amigos, disfrutar de la vida lo que pueda y esta me deje. En fin, mejor lo dejo a ver si me cae un lagrimon y fastidio el teclado. Gracias Luis, gracias por ese comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s